Intermediación y asesoramiento en la compraventa de vehículos nuevos, de ocasión y clásicos

Intermediación y asesoramiento en la compraventa de vehículos nuevos, de ocasión y clásicos

En el momento de comprar un automóvil, contar con un contrato de compraventa es clave para evadir inconvenientes de cualquier clase. 

Adquirir un coche de segunda mano es una costumbre muy recurrente, pero debemos llevarlo a cabo con todas las garantías para evitar posibles inconvenientes. En España las ventas de vehículos de segunda mano sobrepasan a las de coches nuevos, por lo cual es de esencial comprender todos y cada uno de los elementos y métodos.

Uno de ellos, quizás el más relevante, es el contrato de compraventa del automóvil. Este archivo otorga seguridad, impide malentendidos y estafas y contribuye a las dos partes a comprender los términos de la transferencia comercial que van a realizar. 

 

¿Qué debe llevar un contrato de compraventa de vehículo? 

Por obvios que sean, es imperativo que aparezcan todos los datos en un contrato de compraventa de un transporte. El contrato de compraventa debe integrar, lo más detalladamente posible, algunos puntos tales como el estado de hoy del vehículo que se va a vender, los desperfectos difíciles de localizar si los hubiera, el procedimiento de pago, la titularidad, las cargas, etc.. 

Es requisito entender que para la adquisición o venta de un transporte no es suficiente con el contrato de compraventa, sino que además hay que llevar a cabo una serie de gestiones en la Jefatura de Tráfico: presentar el impuesto de circulación o el cambio de titularidad.